Cannabis y esquizofrenia ¿mito o realidad?

Aunque el cannabis no tenga las mismas consecuencias sobre el cerebro, como lo pudiesen tener otras drogas sintéticas, sí hay efectos psicóticos -comprobados después de 15 años de estudios en el área psiquiátrica- que incluso se incrementan si hay antecedentes familiares. Luis Alberto Patrón Vásquez -especialista en el tema- dio a conocer parte de los avances que se discuten en la actualidad con respecto a esto en una entrevista que otorgó a la revista web mexicana Conacyt, enmarcada en la más reciente edición de una conferencia especializada en su área, que se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Yucatán.

El doctor comenzó su disertación explicando que anteriormente se vinculaba la psicosis con el uso de drogas sintéticas o alcohol y surgió la necesidad de saber cuál era el efecto que tenía esto sobre el cerebro, tomando en cuenta las variaciones en la conducta y el pensamiento. Esto fue objeto de estudios paralelos en distintas partes del mundo porque los especialistas también querían conocer la conexión entre el consumo de marihuana desde la adolescencia y el desarrollo de esquizofrenia u otros trastornos psiquiátricos a largo plazo.

Lo más reciente que ha arrojado esta serie de experimentos es que el principal componente de la marihuana -el tetrahidrocannabinol- tiene efectos, básicamente, sobre dos regiones del cerebro: el cannabinoide 1 y cannabinoide2. Sobre el primero, aumenta la dopamina, lo que trae como consecuencia alucinaciones o delirios además de agitaciones.

En cambio, los efectos sobre el cannabinoide 2 no distan mucho del anterior: al consumir marihuana, esta zona del cerebro responde con síntomas psicóticos que pueden desencadenar en la temida esquizofrenia – Un crónico transtorno mental que se caracteriza por alterar la conciencia y la percepción de la realidad que antes se denominaba ‘‘demencia precoz’’-. El doctor resalta que esto pasa, sobre todo, en aquellas personas que están codificadas genéticamente con la enfermedad en parte de su ADN.

Su función como defensor cognitivo

Si bien es cierto que el uso del cannabis no es lo mejor para personas descendientes de enfermos psicóticos, estudios recientes demuestran que pequeñas dosis de esta planta natural ayudarían al cerebro a detener su disminución cognitiva (capacidad de razonar, memoria, etc.). Cuando el individuo lleva más de seis meses consumiendo marihuana en pequeñas cantidades, desarrolla la facultad de mantener sus funciones cognitivas por encima de aquellos que decidieron no consumir esta particular mata, explicó el doctor.

Según el estudio aunado a las explicaciones del doctor Luis Alberto Patrón, el cannabis puede llegar a acelerar efectos psicóticos en aquellos que están expuestos por factores hereditarios; sin embargo, aumenta la capacidad de atención en otras áreas del cerebro. La página web especializada en estas lides, cannabis medicinal, afirma que dosis diarias de 800mg pueden llegar a ser tan eficaces en el tratamiento como las medicinas comunes, debido a que esta protege ciertas zonas del cerebro y está asociada a un aumento en los niveles sanguíneos y hasta ahora se cree que esta sea responsable en la mejora de los síntomas.

 

consumo-de-cannabis-esquizofrenia

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.