marihuana tradiciones ancestrales

La marihuana hoy en día no es más que objeto de rechazo entre quienes no la consumen ni comprenden sus beneficios, pero, ¿cómo puede ser mala una planta cuyo uso se remonta al principio de la humanidad? Muchas civilizaciones la habían hecho parte de su cultura desde tiempos inmemorables, incluso llegando a venerarla, pero esto se terminó con la llegada de estigmas y prejuicios al respecto. Hoy en nuestro Grow Shop Online echaremos todas estas malas concepciones a la basura. Conoce cómo el legendario cannabis ha formado parte de la historia alrededor del mundo en este interesante artículo acerca de la marihuana en tradiciones ancestrales.

Tradición ancestral en la Antigua China

Quizás no sepas que el cannabis en realidad viene de Asia, por lo que naturalmente fue usado de manera extensa en la Antigua China, llegándose a tener evidencia de su uso cerca de 6.500 años atrás. En esta civilización fue utilizada la planta principalmente para elaborar el cáñamo, material de alta resistencia derivado de hojas y tallos de ejemplares hembra para mayor fuerza o macho para más suavidad. Este fue utilizado mucho más que la fibra para la fabricación de lienzos, redes de pescar, cuerdas, e incluso vestimentas. Estas últimas en un principio fueron más típicas en personas de alta sociedad, pero con la llegada de la seda su uso se extendió a la población general.

Pero si bien el cáñamo fue una herramienta útil para esta cultura, también lo eran las semillas de marihuana, las cuales en algún momento fueron parte importante de su alimentación. Eran consumidas como cualquier otro cereal, junto con el arroz, el mijo, la cebada y los frijoles de soja. Incluso se han encontrado tumbas antiguas con vasijas llenas de semillas de cannabis y otros granos, colocadas ahí para que sean llevadas como alimento en la vida después de la muerte.

Cura para cuerpo y mente

China es conocida por su medicina tradicional, y en textos tan antiguos como 2000 años a.C. se prescriben preparaciones con resina y cogollos de marihuana para tratar afecciones como malaria, beriberi, constipación, dolores reumáticos, enfermedades mentales y desórdenes femeninos. Una pasta elaborada con trozos de la planta machacados era utilizada para aliviar dolores de huesos rotos u operaciones. Pero no solo eso, en otros textos también medicinales incluso dice que si es tomada por tiempo extendido, puede hacer a las personas iluminar sus cuerpos y comunicarse con espíritus.

El uso de la marihuana en tradiciones ancestrales no solo se limitó a China. En el Tíbet y en Nepal la planta fue utilizada ampliamente como ayudante en procesos de meditación, sobre todo en los seguidores del estilo de vida yogi. Era consumida sin fumarla, sino bebida en infusiones periódicamente, con un sentido más ritual que recreativo. Los ancianos eran quienes más la fumaban para matar el tiempo cuando ya no podían hacer trabajos en el campo.

Muy cerca de la cultura tibetana estuvo la hindú, y esta sí que veneró al cannabis como planta sagrada. Así se puede evidenciar en escritos donde se afirma que este agiliza la mente, prolonga la vida, baja la fiebre e induce sueños. Por su parte el Arthavaveda va mucho más lejos, dice esta le otorga poderes extraordinarios a quienes la consumen. Se creía en la India que la ganja era un regalo de los Dioses para alcanzar inspiración, ganar valentía y mantener su deseo sexual.

La marihuana hace al mundo girar

África no se queda atrás, la exótica planta asiática se expandió por este continente desde Etiopía y muchas tribus comenzaron a darle un uso ritual, pues veían en ella un Dios protector. Se le llamaba dagga y al principio la manera de consumirla era simplemente masticando las hojas de marihuana como si de tabaco o coca se tratara, pero esto causaba muchas veces una molesta intoxicación. Entonces se descubrió cómo fumarla y los africanos comenzaron a perfeccionar técnicas para elaborar largas pipas tradicionales, hechas de madera, piedra, hueso o arcilla.

Fue ahí cuando esta se convirtió en una actividad de éxtasis grupal ya que muchas tribus no podían costearse suficientes pipas. Las más necesitadas simplemente optaban por cavar un hueco en la tierra, colocar la hierba junto con un poco de estiércol y prederle fuego. Cavaban huecos que formaran túneles a los lados de este "recipiente" y fumaban directamente de la tierra. Esto era muy común entre los Hottentots, los Bushmen y los Bantus.

¡Cuánto ingenio! ¿Pensabas que fumar cannabis era una costumbre de la modernidad? Realmente no, la marihuana en tradiciones ancestrales tienen milenios en la cultura humana, hoy en día puedes comprar tus semillas, armarios, focos para cultivo interior de marihuana y todo lo que necesites para hacerlo, todavía hay muchos prejuicios existentes al respecto. Déjanos tus comentarios acerca del tema y no olvides compartir este artículo para que se sepa la verdadera tradición ancestral detrás de esta planta.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.